Ya para que

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Hace poco presentamos una propuesta de trabajo a un prospecto que buscaba ordenar el negocio. Aunque muchas empresas coinciden en los problemas, la forma de solucionarlos varía según la personalidad del dueño o los socios y de las circunstancias del momento. Casi siempre creemos que los problemas de la empresa solamente los puede resolver uno, nos creemos más importantes de lo que somos, hasta con los hijos nos pasa.

También creemos, que sin ayuda los podemos resolver y claro que podemos, lo que no consideramos es el factor tiempo. Hacerlo solo puede llevarme 30-45 días y con ayuda una semana.

Bueno, pues este prospecto aplica la conocida objeción de nuestro giro: deja me organizo y empezamos proyecto.

Es como sentirte mal y pensar en ir al médico cuando ya te sientas mejor. ¡Ya para qué!

¡Diviértete!

Te puede interesar:

Blog de Poncho

Piénsalo

*Lee el correo escuchando esta canción* La semana pasada entregamos los resultados de CSI (Customer Satisfaction Index) a una cadena de restaurantes

Blog de Poncho

¿Ir rápido o ir lejos?

En estos días un amigo que está pensando en asociarse me preguntó porque debería hacerlo. Aún después de nuestra conversación me quedé

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana