Síntomas Y Soluciones

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

En la semana me encontré a un amigo que operaron el año pasado; en cuanto lo vi le pregunté como seguía. Se veía bien y eso me puso contento.

―De hecho ―me dijo ―no sabía lo mal que estaba hasta ahora que me siento bien.

Me quedé pensando en su respuesta: más de una vez me he dado cuenta de que me duele algo justo cuando me deja de doler. También en mis empresas y con mis clientes he visto ese fenómeno. Tras terminar un proyecto o los procesos, comienzan a caminar más rápido y se dan cuenta de que los verdaderos problemas son aquellos difíciles de ver y por lo tanto difíciles de solucionar. Por eso, a veces es bueno hacernos un check up para ver cómo andamos.

Te puede interesar:

Blog de Poncho

Enseña a otros lo que sabes

Este año me dejaron estas ideas: 1. No confíes en un proveedor que no escriba los pendientes.2. Busy is the new stupid.3. La maniobra de Heimlich

Blog de Poncho

Psicología empresarial

Me he dado cuenta que generalmente los problemas entre áreas o personas son por Tres motivos: no saben plantear su problema, no

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana