¿Qué hacer cuando siempre hay una buena razón para que no suceda?

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

En ocasiones, la negativa a una petición se extiende en historias creíbles que parecieran justificar la falta de resultado con un compromiso. La mayor consecuencia de ello es que la voluntad se agota con el tiempo, y después de 1, 2 o 3 «No sucedió», la intención en la acción puede viciarse o perder el impacto esperado. Por ello, hay que cambiar la conversación y seguir promoviendo voluntad y compromiso.

Te comparto algunas ideas:

  • Invitar a hablar como protagonista para provocar mayor conciencia de responsabilidad: «Yo no pedí apoyo», «Yo no fui capaz».
  • Recordar que todo lo que parece que no se puede, ha sido porque «Todavía no se ha podido».
  • Cambiar las preguntas, pasar de ¿por qué no se hizo? a ¿qué hacen quienes han podido?
  • Integrar la perspectiva, ¿qué piensan de esto los demás involucrados, los observadores, el cliente, el proveedor?
  • Reforzar «El significado y valor de que algo suceda».

¿De qué otra forma logran los líderes cambiar la conversación del «No pude»?

Te puede interesar:

Guía Rápida

Esculpir El Tiempo

A pesar de que en Infocus Consultores ayudamos a los empresarios a mejorar su organización, a veces a nosotros también nos falta el tiempo.

Eva Saiz

Las empresas necesitan a Delia

Hace unas semanas Leonardo mi hijo bailó Rock & Roll para una presentación en la escuela, parte del vestuario era una chamarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana