¿Miedito O Flojera?

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Sobre el miedo

Es fácil decir que para desarrollarnos tenemos que controlar nuestros miedos pero es mucho más complicado hacerlo. Racionalmente le tememos a aquello que no conocemos. Por eso aunque conozcamos muy bien nuestro negocio es natural desconfiar de nuevas prácticas, tecnologías, procesos e incluso gente. Otro factor es el miedo al fracaso o a equivocarnos (lo cual también es natural). El miedo al fracaso lo solemos basar en experiencias anteriores y actuamos naturalmente para no repetir nuestros errores. Sin embargo hay que entender que los errores son fruto de pequeñas fallas en los procesos completo. Por otro lado también hay que entender que los tiempos, clientes y mercado cambian constantemente. Sería un error no hacerlo también como negocio.

El cambio y el fracaso son inevitables, tanto como envejecer. Lo importante es entender cómo podemos cambiar y cómo podemos aprender y analizar cada uno de nuestros fracasos.

La respuesta es sencilla: hazlo fácil. Si buscamos la forma más sencilla y práctica de adaptarnos a las nuevas necesidades/tecnologías/personas probablemente reduzcamos la resistencia al cambio.

Por otro lado: hazlo auténtico. No trates de copiar la solución exacta de otros, si logramos que nuestro negocio cambie de la misma forma que nosotros cambiamos a través de nuestra vida, entonces el cambio será natural y efectivo.

Por eso resuenan en mí las palabras del ex presidente Norteamericano Franklin Delano Roosevelt: “no hay nada a que temerle más que al miedo mismo”.

Te puede interesar:

Blog de Poncho

Nuevos comportamientos

Me gustaría predecir cuál será el comportamiento de la gente cuando empecemos a regresar a la movilidad en sus diferentes etapas. Nos

Guía Rápida

Escuchar Para Después Actuar

Escuchar y actuar En Infocus nos ha tocado vivir los procesos y oportunidades de muchas empresas; sin embargo también nos toca vivir algunas situaciones

Blog de Poncho

El más chico del salón

Siempre fui el más chico del salón y nunca fui sobresaliente en nada, casi siempre solitario, estuve en diez escuelas. Algunas me

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana