Más galletas

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Vivimos sin darnos cuenta en un mundo complicado, aunque pienso que nosotros lo hacemos complicado. Nos pasa con la comida, la ropa, los colores, el café, las relaciones, las políticas públicas y las empresas. Para hacer las cosas simples hay que sacarle lo “obvio” a las cosas, más con el sentido común y darle un significado.

También hay que saber aceptar que algunas cosas no pueden ser simples. Hay que aprender a diferenciar entre lo simple y lo complicado. ¿Eso también es complicado?

Si le ofreces a un niño dos galletas, una grande y una pequeña, sabes que va a elegir la grande siempre, no importa que le digas que la pequeña tiene chispas de chocolate y la grande no. Por el contrario si das a elegir entre dos porciones de verduras para ganarse la galleta, en este caso va a elegir la pequeña, obvio, ¿no?.

Con este ejemplo puedo decirles que en lo que he aprendido todos estos años es que debes de hacer más de lo que te gusta y menos de lo que no. Aunque muchas veces hacer las cosas que no te gustan te transforman.

Diviértete.

Te puede interesar:

La Sorprendente Verdad

*Da click y lee este correo con esta canción de fondo: True – Spandau Ballet* Para definir un esquema de bonos o

Blog de Poncho

Cabeza ocupada

El año pasado y antepasado las áreas de sistemas, desarrollo, TI, ciencia de datos y afines tomaron relevancia, este año es de

¿A qué te dedicarías?

Ayer recordé las dos preguntas que te tienes que hacer cuando dudas si debes de despedir a alguien o no, que por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana