Más galletas

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest

Vivimos sin darnos cuenta en un mundo complicado, aunque pienso que nosotros lo hacemos complicado. Nos pasa con la comida, la ropa, los colores, el café, las relaciones, las políticas públicas y las empresas. Para hacer las cosas simples hay que sacarle lo “obvio” a las cosas, más con el sentido común y darle un significado.

También hay que saber aceptar que algunas cosas no pueden ser simples. Hay que aprender a diferenciar entre lo simple y lo complicado. ¿Eso también es complicado?

Si le ofreces a un niño dos galletas, una grande y una pequeña, sabes que va a elegir la grande siempre, no importa que le digas que la pequeña tiene chispas de chocolate y la grande no. Por el contrario si das a elegir entre dos porciones de verduras para ganarse la galleta, en este caso va a elegir la pequeña, obvio, ¿no?.

Con este ejemplo puedo decirles que en lo que he aprendido todos estos años es que debes de hacer más de lo que te gusta y menos de lo que no. Aunque muchas veces hacer las cosas que no te gustan te transforman.

Diviértete.

Te puede interesar:

Blog de Poncho

¿A quién le va mejor?

Cuando era joven (más), tenía en mi equipo alrededor de 3-4 personas, empecé a darme cuenta que gran parte de mi tiempo

Blog de Poncho

Jubilarse A Los 40

Tengo un compadre que admiro. Cuando estaba en la prepa le pidieron que trazara en una hoja como iba a ser su

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana