La Función Social De Las Sorpresas

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Esta semana he estado pensando en la función social de la sorpresas. A todos nos gustan las sorpresas. Recuerdo que mi mamá mantenía en secreto cosas muy sencillas. Cuando preparaba mi comida favorita solía decirme que había preparado la comida que menos me gustaba. Así cuando nos sentamos a la mesa y veía mi comida favorita siempre me emocionaba y le reclamaba riendo.

La experiencia de los clientes y de los colaboradores es a veces más importante que los procesos en sí. Un cliente contento y un colaborador contento son iguales a procesos exitosos.

Hay que hacer que las cosas cambien y de vez en cuando sorprender a quienes nos rodean para sacarles una sonrisa. Es una buena forma de cerrar la semana.

Te puede interesar:

Por todos

Esta semana me he dado cuenta que hay más formas de saludar y hacer sentir bienvenido a alguien que solo dando la

Blog de Poncho

No le vamos a ganar

Te he platicado que me gustan los conciertos, tengo un compadre que me sigue el rollo y andamos buscando siempre el siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana