Intercambio sorpresa

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Caminando por el estacionamiento de un centro comercial, paso enseguida de una señora que tenía a su bebé cargando en un brazo y con el otro intentaba con mucho esfuerzo sacar una carreola de la cajuela de su carro,  me acerco y le preguntó si le podía ayudar y muy contenta me dice: —¡¡si por favor !! Me da al bebé, saca y arma la carreola en tres segundos, toma de nuevo a su bebé, lo sienta en la carreola y se va agradecida. 

Uno ofrece ayuda pero nunca sabe cuál es la ayuda que el otro espera.

Te puede interesar:

Blog de Poncho

Un problema te resuelve otro

He notado que cuando tengo tiempo pensando como resolver un problema, de pronto surge un problema más grande y se me viene

Blog de Poncho

Bici de equilibrio

Diego cuando iba a cumplir 5 años me pidió de regalo una bicicleta de equilibrio. Estuvimos viendo varias opciones hasta que por

Eva Saiz

Un granito de arena

La mayoría de las veces, cuando hablamos de liderazgo, hablamos de la forma en que desarrollamos habilidades para delegar, dirigir, organizar, aplicar la

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana