El juego infinito

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

No me gusta hablar en público, a veces no me queda de otra, reuní a todo mi equipo después de más de 18 meses sin estar juntos en una comida para hablar de los próximos 10 años de la empresa. Este solo es un pequeñísimo extracto del mensaje que les dirigí: 

«Les voy a hablar del infinito, el juego infinito, el juego que no acaba nunca, no hay reglas exactas o acordadas, se juega como quiere y puede cambiar su forma de jugar en cualquier momento y por cualquier razón. Debemos pensar en que esta empresa dure mucho tiempo, las metas finitas matan a las empresas, ¿qué pasa si ponemos una meta y la alcanzamos? Se acaba el juego, en el juego infinito ganar no existe. 

Pensar a largo plazo nos permite ser pacientes ahorita y buscar soluciones permanentemente.

Cada vez los problemas son más grandes y avanzan más rápido, tenemos que ser ágiles y prácticos. 

Debemos provocar cambios profundos e infinitos en nuestras familias, en las empresas, en la economía y en la sociedad. Hacer la diferencia. Esto es una meta infinita. 

No debemos tenerle miedo a la competencia, hay que tener miedo de los clientes, son unos insatisfechos permanentes y nos cambian inmediatamente. 

Esta profesión es de vocación, eso hace que amemos servir, adoremos a nuestros clientes y vivir permanentemente queriendo ser mejores para ellos. 

No sé si esta filosofía sea la correcta, pero es la nuestra».

*MIC Drop

Diviértete!

Poncho Mendoza

Te puede interesar:

Blog de Poncho

Equipo cansado

Las empresas crecemos a mayor velocidad que las competencias de los colaboradores. De hecho no nos damos cuenta que la empresa creció

Blog de Poncho

Vasos rojos

Costco tenía meses sin vasos rojos, cada semana iba a ver si ya habían llegado y preguntaba a los supervisores qué onda,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana