Dejar El Celular

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

La semana pasada hice un ejercicio. Les pedí a todos en mi equipo que dejaran su telefóno celular por el fin de semana. Muchos se negaron y objetaron que tenían clientes que atender y que toda su vida estaba allí; sin embargo al final todos aceptaron. No pude comprobar si realmente lo hicieron porque yo también lo hice. Abandoné mi teléfono desde el sábado en la tarde hasta el domingo después de comer. ¿Y qué crees? Fue increíble: me sentí ansioso al principio pero luego tranquilo y relajado. En un par de horas ya había olvidado que también “toda mi vida estaba ahí”.

El tiempo lejos del teléfono nos aleja de lo urgente y nos acerca a lo más importante que es aquello que está dentro de nuestras cabezas. Como el buen samurai uno debe de alejarse de las espadas de vez en cuando; sólo así podemos quitarnos un rato del ruido de los negocios y concentrarnos de nuevo. El ejercicio de otras actividades es clave para nuestro desarrollo profesional, aunque a veces no se pueda apreciar.

Te puede interesar:

Eva Saiz

Hagamos conciencia

Este mes, entre muchos temas, el 10 de octubre se celebra el día mundial de la salud mental, haciendo un llamado global

Eva Saiz

Sed de libertad

El año pasado, en múltiples conversaciones escuché como referencia un centro de trabajo innovador en Culiacán, cuya arquitectura estaba en boca de

Guía Rápida

Los Cuellos De Botella

Una de nuestras principales preocupaciones cuando consultamos es identificar los cuellos de botella. La mayoría de las veces se generan porque demasiadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana