Dejar El Celular

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

La semana pasada hice un ejercicio. Les pedí a todos en mi equipo que dejaran su telefóno celular por el fin de semana. Muchos se negaron y objetaron que tenían clientes que atender y que toda su vida estaba allí; sin embargo al final todos aceptaron. No pude comprobar si realmente lo hicieron porque yo también lo hice. Abandoné mi teléfono desde el sábado en la tarde hasta el domingo después de comer. ¿Y qué crees? Fue increíble: me sentí ansioso al principio pero luego tranquilo y relajado. En un par de horas ya había olvidado que también “toda mi vida estaba ahí”.

El tiempo lejos del teléfono nos aleja de lo urgente y nos acerca a lo más importante que es aquello que está dentro de nuestras cabezas. Como el buen samurai uno debe de alejarse de las espadas de vez en cuando; sólo así podemos quitarnos un rato del ruido de los negocios y concentrarnos de nuevo. El ejercicio de otras actividades es clave para nuestro desarrollo profesional, aunque a veces no se pueda apreciar.

Te puede interesar:

Blog de Poncho

Por todos

Esta semana me he dado cuenta que hay más formas de saludar y hacer sentir bienvenido a alguien que solo dando la

Blog de Poncho

Lucidez

Mi mamá y mi hermana se fueron de viaje y están atoradas en Lisboa, solo encontraron salir por Estambul hasta llegar a

Blog de Poncho

Es momento de soñar

¿Te acuerdas lo que te dije la semana pasada? Pues aquí está ya una historia bien chila que el Carlitos Aguilar hizo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana