Cocinar Dos Veces El Mismo Platillo

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Conozco a una persona que  dice que no hace pasteles porque siempre le quedan mal. Y la verdad es que siempre le quedan incomibles. Este mismo ejemplo lo he escuchado en boca de varios empresarios: “nosotros no vendemos tal producto porque ya lo hicimos y no funcionó” o “cuando empezamos hacíamos tal actividad pero como nadie parecía interesado lo dejamos de hacer”.

¿Podemos determinar una experiencia por su resultado o debemos enfocarnos en la suma de sus partes?

Una persona es mala haciendo pasteles porque no sigue la receta de la forma adecuada; muchas veces la he visto intercambiar ingredientes o aumentarlos pensando que mejorará la mezcla; lo cual nunca pasa. El éxito (aunque no me guste mucho esa palabra) o el fracaso son el resultado de la suma de muchas acciones. A veces son esas pequeñas acciones en las que nos equivocamos y que nos llevan a fallar en el resultado final. Esto quiere decir que no debemos medir las estrategias por un resultado sino por el acierto de cada uno de los pasos. Y si nos damos cuenta en qué nos equivocamos basta regresar un paso en la suma y volver a empezar.

Poder diferenciar las partes del resultado es vital para entender cómo podemos lograr nuestros objetivos.

Y tan fácil que es hacer un buen pastel…

Te puede interesar:

Blog de Poncho

¿Por Qué No Te Compran?

*Lee el correo escuchando esta canción: You Killed Me On The Moon* Platicando con Juan Burgos, me dice que hay 5 motivos

Guía Rápida

Rockero Humilde

Yo pensé que era rockero hasta que hace dos semanas empecé a leer un libro sobre el tema. Siendo honesto me sentí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana