Una Comida Cualquiera

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

El fin de semana fui a cenar a un lugar en Culiacán. Nada especial, pero me llamó la atención algo muy particular. El servicio de los meseros había sido normal: ni malo ni bueno; sin embargo cuando llegaron a limpiar nuestra mesa una señora muy amable se acercó hasta nosotros. La señora tenía alrededor de cincuenta años e iba perfectamente uniformada y peinada. Su prudencia, amabilidad y sonrisa llamaron inmediatamente mi atención y antes de que pudiera hablarle ella comenzó la conversación.

Nos preguntó si los habíamos visitado antes (como si el lugar fuera suyo) y si disfrutabamos la comida. Después de eso terminó de limpiar nuestra mesa y se fue, no sin antes desearnos buen provecho y preguntarnos si nos faltaba algo.

Inmediatamente pensé que aquella mujer debería estar en la puerta recibiendo a los comensales y mi pensamiento se reforzó cuando la vi hablando y riendo con otros clientes en otras mesas. Irónicamente el mejor servicio no se puede estandarizar, lo que sí podemos estandarizar es la contratación de personas con vocación de servicio. El servicio al cliente comienza desde la contratación de nuestro personal y termina en el mostrador/mesa/sitio web, etc.

Te puede interesar:

Blog de Poncho

Blockbuster

Platicando con el Fran Orrantia me preguntó algo que aún sigo pensando y me gustaría su opinión. ¿Qué pasa si yo soy

Guía Rápida

Aprender A Desaprender

Desaprender No es un tema nuevo. Desaprender es de las capacidades más importantes para un empresario y para cualquiera que se adentre

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Descubre como podemos ayudarte

Déjanos tus datos y uno de nuestros consultores te contactará para calibrar la necesidad actual de tu empresa.

Recibe una idea cada semana